null
 

El Cuerpo Técnico de la Selección Nacional Sub 20 de Fútbol, encabezado por el Director Técnico, Héctor Robles Fuentes, ex alumno del INAF, e integrado, también, por su Ayudante, Manuel Leiva, por el Preparador Físico, Mauricio Gómez, por el Preparador de Arqueros, Eduardo Azargado, por el Psicólogo, Felipe Fuenzalida, y por el encargado de la Oficina Técnica, Nelson Mora, impartieron este martes 13 de septiembre, ante un auditorio de más de 70 asistentes, entre estudiantes y docentes del Instituto, una charla en la que expusieron su Plan de Trabajo, orientado a lograr la clasificación de nuestro país al Campeonato Mundial Sub 20, a disputarse en enero 2017 en Ecuador.

Después de las palabras de bienvenida del Rector del INAF, Martín Mihovilovic, Héctor Robles realizó la presentación de los integrantes del Cuerpo Técnico, destacando los antecedentes profesionales y deportivos de cada uno de ellos y precisando que la meta de este equipo técnico es lograr la clasificación al Mundial Sub 20.

El Director Técnico Héctor Robles, en la primera parte de su intervención, hizo una breve referencia a su trayectoria como futbolista, indicando que siempre tuvo en mente llegar a ser entrenador, para lo cual cumplió estrictamente sus deberes estudiantiles en el INAF, asistiendo regularmente a las clases programadas los días lunes y compartiendo experiencias con quienes fueron sus compañeros de estudio.

En lo específico, expuso el organigrama de funciones, señalando las tareas que cada uno de los miembros del equipo técnico cumple frente a los actuales 33 preseleccionados en las jornadas de entrenamiento que realizan en los 3 primeros días de cada semana en el Complejo Deportivo Fernando Riera, proceso que se inició en agosto recién pasado y que consulta, entre sus múltiples actividades, reuniones técnicas, partidos de preparación, evaluaciones físicas, análisis audiovisuales y observaciones de campeonatos.

Posteriormente, el Preparador Físico, Mauricio Gómez, dio a conocer el microciclo de entrenamiento programado para los preseleccionados durante el mes en curso, trabajo que es coordinado con los técnicos de los clubes de los que proceden los futbolistas. Es así como los lunes están dedicados principalmente a trabajos recuperativos, de fortalecimiento del CORE, de desarrollo de la fuerza funcional; los martes a trabajos de coordinación, aceleración y velocidad; los miércoles, a partidos amistosos (el próximo con Everton nl Olmué); y los jueves a trabajos coordinativos. Para ejemplificar lo expuesto, proyectó un video en el que mostró distintas actividades realizadas en una sesión de entrenamiento. Durante estas jornadas, también incluyen evaluaciones físicas y antropométricas de los futbolistas, las que han permitido detectar en algunos jugadores déficit en cuanto a masa muscular, por los que se les ha recomendado a sus respectivos preparadores físicos fortalecerlos muscularmente.

Finalmente, Héctor Robles precisó los principales logros que se busca alcanzar en este proceso especial de entrenamiento: transmitir un modelo de juego a los preseleccionados, establecer movimientos estructurales, tanto en lo defensivo como en lo ofensivo, inculcar formas de trabajo reducido por las bandas, mantener la posesión del balón y analizar fortalezas y debilidades de los equipos que les corresponda enfrentar.

Concluyó la charla, que se extendió por casi dos horas, con la formulación de algunas preguntas de parte de los asistentes.



Haga clic en las imágenes para agrandarlas.