La historia de Diego Reyes, el profe de educación física que llegó a golpear la puerta de Pinto Durán

 

“Se acercó a Marcelo y ya lleva diez años trabajando con él”, dice Juan Carlos Berliner, parte del staff del Loco en la Roja.

La nueva aventura de Marcelo Bielsa en el fútbol europeo tendrá a un chileno en el escenario principal, para comandar desde un puesto privilegiado el trabajo del ex entrenador de la Selección. Se trata de Diego Reyes, profesor de educación física, quien fue nombrado este lunes nada menos que como el nuevo ayudante técnico de Bielsa en Lille, club de la Ligue 1, como se llama el torneo local de la primera división francesa. Llevan nueve años trabajando juntos, desde que llegó a golpear la puerta de Juan Pinto Durán en 2008. No tenía título de entrenador y hoy es el brazo derecho del Loco en Francia.

“Técnico chileno de 36 años, Reyes es uno de los ayudantes de Marcelo Bielsa desde que el técnico argentino llegó a la Selección de Chile (2007-2011). También lo acompañó en Athletic de Bilbao y en Olympique de Marsella”, reza la nota de la página oficial del club francés, donde Reyes es quien encabeza la lista que también componen los argentinos Pablo Quiroga, Diego Flores y Gabriel Macaya. “Lo conozco mucho a Diego y es un extraordinario profesional, un tipo muy serio, muy capaz y trabajador, así que me parece espectacular la posibilidad de que trabaje en ese cargo junto a Marcelo”, dice Harold Mayne Nicholls, presidente de la ANFP cuando el rosarino comandó la Roja. En eso estaba él cuando Reyes llegó a Juan Pinto Durán a pedir pega sin tener un solo pituto adentro. “Estudió para ser entrenador en el Inaf y siempre se vio un cabro muy capaz y esforzado. Siempre se esforzó por lo que quería. Y bueno, aquí están los resultados”, complementa Harold.

Juan Carlos Berliner, psicólogo deportivo que trabajó en la coordinación de la Roja en esa época, también se acuerda de Reyes. “Fue él quién se acercó a Marcelo y ya lleva 10 años trabajando junto a él”, dice Berliner sobre el hombre oriundo de Nacimiento, en la región del Bio-Bio.

Quien tomó el ejemplo de Reyes de llegar a tocar la puerta de Pinto Durán para pedir una oportunidad, tiempo más tarde, fue Felipe Cañete, también profesor de educación física, quien es recordado por la prueba que le puso Bielsa para entrar al equipo: analizar nada menos que 150 partidos de fútbol. Después de eso estuvo dentro, y hoy, como parte del cuerpo técnico de Unión San Felipe, dice que reconoce a Reyes y a Bielsa como dos padres futbolísticos. “Cuando llegué, Diego fue uno de los que mejor me recibieron y siempre estuvo atento a todo lo que necesitara, se manejaba muy bien y por algo se ganó el respeto del profe Bielsa”, cuenta Cañete, alguna vez mencionado por Bielsa como Felipe Curicó, por su origen.

-Tienen una historia similar, Felipe. ¿Qué hacía Diego en sus primeros días trabajando con Bielsa?

-Yo llegué tiempo después que él, en 2010. Estuve más de un año analizando videos y la táctica de los equipos. Ahí vi como Diego partió prácticamente de cero. Hacía de todo. Analizaba, editaba videos, mantenía contacto con los profes y el resto del cuerpo técnico. Él me enseñó a editar y hasta hoy mantenemos contacto.

Tanto así que el mismo Reyes le pidió a Cañete un trabajo para Bielsa sobre el Mundial Sub 17 disputado en Chile en 2015. “Después trabajé con Sampaoli, Beccacece y otros, pero ellos dos son especiales porque fueron los primeros, son como unos padres futbolísticos para mí”, dice el joven de Curicó.

-¿Te gustaría llegar a ser como él?

-Claro, es un orgullo que un chileno sea hoy el ayudante técnico de Bielsa, uno de los mejores técnicos del mundo. Hay varios chilenos trabajando con diferentes técnicos en el mundo, como Álvaro Saffa con Ramón Ángel Díaz en Arabia Saudita, pero Diego es el mejor.

 

Fuente: Lun.com